En el Valle de Sibundoy, territorio del Putumayo, viven los Kamsá. Otra de las historias ancestrales que contamos en nuestras colecciones. Esta comunidad celebra la vida, el perdón y la reconciliación todos los años con una gran fiesta, una gran manifestación artesanal que aporta un significado valioso a nuestras piezas elaboradas con sus elementos ancestrales.

 

 

Nuestras coronas son una adaptación de las piezas originales utilizadas en el Día Grande, o fiesta del perdón y la alegría, convirtiéndose en piezas que llevan consigo la herencia y esencia de nuestros ancestros.

 

 

Nuestra corona GRACIA, es una pieza vibrante y energética. Forrada a mano con hilos de algodón, se teje con diseños geométricos que simbolizan la energía del sol. A diferencia de la Corona tradicional Kamsá, la nuestra no lleva chumbes, tiras largas que narran la historia personal de cada indígena, estos chumbes están hechos en lana, hilada con la técnica de la guanga o telar vertical y los utilizamos en otros diseños de nuestra colección para agregar significado y funcionalidad, como en nuestros sombreros de la colección Majayura.

 

 

Nuestra corona CLEMENCIA, es nuestra adaptación e interpretación de la técnica tradicional, con una visión y diseño práctico y fácil de llevar, pero con la misma representación simbólica artesanal que guardan todos nuestros productos elaborados con la comunidad Kamsá.

 

 

Como marca vivimos en una búsqueda constante de esas técnicas y artesanos que aporten su mística a nuestros diseños, compartimos con nuestros artistas las ganas de hacer que sus culturas vivan a través de nuestros productos, y somos muy felices de encontrar grupos como la Asociación de mujeres artesanas kamsá El Milagro, 14 mujeres, lideradas por MARIA LUISA, que con sus manos artesanas tejen las piezas que utilizamos para elaborar nuestras coronas; De la mano de estas grandes mujeres trabajamos por una causa: Llevar la cultura Kamsá del Putumayo a lugares donde antes no han llegado.